Adriana Casatti: La posición de Prades “marca un antes y un después en la gestión municipal”

Continúan las repercusiones acerca de la comparecencia del intendente Facundo Prades al Concejo Deliberante para informar acerca de su gestión.

Por ejemplo, la ex funcionaria municipal, militante del PJ y ex candidata a intendente, Adriana Lis Casatti, destacó la actitud del intendente “porque cuando se actúa dentro de la democracia, los gobernantes tienen que ser ejemplo para la sociedad. Por normativa vigente, el intendente  no está obligado a comparecer ante el Concejo pues el informe requerido lo puede presentar por escrito. Pero sí es un acto de responsabilidad cívica hacerlo. Creo que la posición asumida por el intendente Prades marca un antes y un después en la gestión municipal. Un antes, porque los dos intendentes que lo precedieron jamás accedieron a este pedido del Concejo Deliberante. Es más, jamás rindieron cuenta alguna ni a este poder ni al pueblo de Caleta Olivia, olvidándose  que fue el pueblo quien les dio la autoridad y facultad para representarlos”.

En cuanto a la postura de la oposición en esa sesión, Casatti dijo que “quienes hoy son oposición no sostuvieron con la misma decisión y convicción cuando eran oficialistas su postura ante el Ejecutivo, cumpliendo con su rol de controlador del Ejecutivo y fueron  conniventes. Muchos conocen mi postura y militancia política. Los argumentos que esgrimo aquí no significa que ha variado esa convicción. Todo lo contrario. Sigue tanto o más firme que nunca. Pero, transcurrido 33 años de democracia, ella amerita que los militantes y referentes de los diferentes espacios políticos, con madurez política seamos capaces de hacer una autocrítica”.

“Facundo Prades llega a  la Intendencia precisamente porque el Peronismo (sea cual sea la línea interna) no supo llevar a la práctica los principios del justicialismo como doctrina. El PJ quedó entrampado en las construcciones mezquinas de sectores internos que vieron en la política la herramienta de transformación personal y no el de la sociedad”, añadió.

“Entonces quienes hoy piden explicaciones son aquellos mismos actores que desde esas mismas bancas o cargos públicos ocultaron, mintieron o protegieron las acciones de quienes gobernaban la ciudad”, agregó.

“No es democrático levantarse y abandonar una banca cuando has sido quien pide rendición de cuentas. Rendiciones que ellos jamás dieron como gobierno”, expresó.

“Si mal no entendí una de los cuestionamientos es en relación a la entrega de las tierra pública. ¿A usted le parece que hoy la oposición tiene autoridad moral para hacerlo? Quizás las pruebas documentales de esas gestiones se hayan incinerado, devorado por las llamas que consumió al archivo municipal, pero la memoria colectiva tiene muy presente cada hecho generado por la venta de tierras públicas en el pasado reciente”, recordó Casatti.

Además destacó: “He sido adversaria de Facundo Prades en las elecciones pasadas, nuestras discrepancias son ideológicas, pero como ciudadana de Caleta Olivia y desde mi rol y compromiso cívico sé que hoy Caleta Olivia necesita ponerse de pie, y como dijo el Papa Francisco respecto a nuestro País, hago el paralelismo con nuestra ciudad: Todos debemos poner sobre nuestros hombros a Caleta Olivia”.

En cuanto a las preguntas que formularon los concejales, y si las mismas fueron respondidas por el intendente, dijo que “eso no lo sé porque como ciudadanos tampoco hemos sido informados  cuales han sido esas preguntas. Desde quienes hoy representan la oposición se han limitado a expresar verbalmente los puntos relevantes de ese pedido de informes o si  lo han hecho, lamentablemente no ha tenido la suficiente difusión para que la  ciudadanía pueda opinar”.

“Sin embargo pareciera que lo central del pedido de informes es en relación a la venta de tierras a empresarios chinos para la instalación de supermercados. La verdad que los ciudadanos aun estamos esperando nos expliquen la venta de tierras públicas a otros empresarios o de terrenos que, perteneciendo al patrimonio municipal, se vendieron”.

“Por eso sostengo que para cuestionar hay que tener autoridad moral y responsabilidad en el ejercicio de las función política. Hoy cualquier motivo es pretexto para instalarse nuevamente como opción política para el próximo año, y en realidad los ciudadanos estamos esperando soluciones a las problemas que nos aquejan día a día como sociedad. Respuestas que no vienen ni de Nación, ni  de provincia ni desde el municipio, porque el efecto  cascada se hace sentir por parte de los niveles superiores de gestión y el estado calamitoso de un municipio sin recursos y sobredimensionado en su estructura”.