Aerolíneas “low-cost” no operarán en Santa Cruz

Con cinco aspirantes firmes a sumarse al mercado aerocomercial argentino, la propuesta de las aerolíneas “low-cost” promete introducir opciones hasta un 50% más baratas para volar dentro de nuestro país. Sin embargo, ninguna de las compañías interesadas propuso planes de operación que incluyan aeropuertos santacruceños. Los destinos más cercanos para poder volar “barato” por ahora serán Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn.

La Administración Nacional de Aviación Civil emitió un dictamen de evaluación de la audiencia, que ahora deberá ratificar el Ministerio de Transporte. Ya se conocieron cuáles son las aerolíneas y los vuelos que utilizarán esta modalidad.

Ninguna de las aerolíneas que solicitaron autorizaciones a la ANAC para operar en modalidad low-cost –coste reducido- en territorio argentino operaría por el momento en Santa Cruz, según se desprende de la última información disponible al respecto.

De ser aprobadas sus solicitudes, pasarían a beneficiarse de este tipo de vuelos -que prometen ahorros muy importantes en el costo del pasaje- los cuales en ocasiones llegarían hasta un 50% o más con respecto a aerolíneas tradicionales.

Localidades patagónicas como Esquel, Viedma, Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn sí se contarían inicialmente entre los destinos planeados de las empresas ingresantes al mercado aerocomercial argentino. Sin embargo nuestra provincia -una de las más alejadas del centro del país y que presenta elevados costes en cuanto a pasajes aerocomerciales- no se beneficiaría por el momento de estas ofertas.

Por el contrario, en los últimos meses se viene experimentando una reducción en el número de frecuencias que conectan nuestra provincia con el norte del país, disminuyendo el número de opciones.

Tal es el caso de las frecuencias desde El Calafate a Rosario, Córdoba o Iguazú, que dejarán de operar a partir de abril del 2017 porque su operación “da pérdidas” a Aerolíneas Argentinas, según argumentó en su momento la empresa.

Ante esa situación, pocas o ninguna novedad traerían a los cielos santacruceños la introducción de nuevos competidores al codiciado mercado de transporte aéreo de pasajeros argentino.