APPADI renovó convenio con el Gobierno de Santa Cruz

Rosa Chacón, de la Comisión Directiva de la Asociación Pro Ayuda al Discapacitado, destacó que el acuerdo tiene que ver con la provisión de bolsas de polietileno, gasas y apósitos para los hospitales de la provincia. Por otro lado, indicó que aún el municipio les adeuda $60.000, correspondientes a 2016.

La Asociación Pro Ayuda al Discapacitado (APPADI) firmó nuevamente el convenio con el Gobierno provincial para abastecer de bolsas de polietileno, gasas y apósitos a todos los hospitales de la provincia. La rúbrica se concretó el pasado martes por la tarde, con la ministra de Salud y Ambiente, Od. Rocío García.

Así lo destacó Rosa Chacón, referente de dicha asociación, quien además indicó que previo al encuentro con la funcionaria de la cartera de salud, se reunió con la ministra secretaria general de la Gobernación, Claudia Martínez. “Estamos con muchas expectativas para este año, ya que el convenio que hemos firmado para 2017 estará enmarcado en el programa UNIDOS. A través del mismo no vamos a tener tanta demora en los pagos. Ese es un aspecto que planteamos el pasado mes de diciembre de 2016 con la gobernadora Alicia Kirchner”, recalcó.

-Acompañamiento:

También en el marco del mismo encuentro que mantuvieron los integrantes de la comisión directiva de APPADI con la gobernadora Alicia Kirchner, pusieron de manifiesto las distintas dificultades económicas y los inconvenientes que se registraron en la construcción del espacio en el que funcionará la panadería de la asociación. Respecto a este último aspecto, lograron el compromiso por parte del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) para que el personal del mismo lleve adelante la finalización de los trabajos para la puesta en función del nuevo emprendimiento. La panadería estará ubicada en calle Prefectura Naval, entre Illia y Riquelme. “El edificio está listo, sólo nos falta el revoque fino, los pisos, instalar el agua, entre otros detalles. Nosotros poseemos casi todo el material. Es muy importante para nosotros poder concluir con esos trabajos. Además se comprometieron a asistirnos en lo que respecta a la calefacción, ya que para nosotros es un tema sumamente relevante. Sobre estos aspectos hemos tenido el compromiso de la señora Gobernadora”, remarcó Chacón.     

-Meses de verano:

Tanto el taller protegido, como así también el centro de copiado de APPADI, que funcionan en Av. San Martín 1225, permanecen abiertos, no interrumpieron sus actividades ni atención al público durante el mes de enero. “Si bien hemos dado las vacaciones pertinentes a los operarios, los mismos se fueron turnando. Asimismo ya contamos con operarios a punto de jubilarse. Como se sabe, nuestro taller protegido abona sueldos según la ley de discapacidad y por ende en el convenio de trabajo se establece también, el régimen de vacaciones y todos los aspectos inherentes a todos los trabajadores”, precisó la responsable de APPADI. Al tiempo, comentó que en el centro de día se concretan por estos días las tradicionales colonias de vacaciones. Las mismas se iniciaron en el mes de enero. A través de esta propuesta se llevan adelante visitas a diferentes lugares tales como chacras. “Esta semana se reincorporará el total de la población y talleristas. Así que seguramente nos abocaremos a ver qué cambios concretamos en el transcurso de 2017”, concluyó.

-El municipio de Río Gallegos adeuda cerca de sesenta mil pesos a la asociación:

Respecto al convenio que rubricó la Asociación Pro Ayuda al Discapacitado (APPADI) con la Municipalidad de Río Gallegos el año pasado, Rosa Chacón señaló: “Me apena mucho tener que dar a conocer esta noticia. El año pasado nosotros firmamos en julio de 2016 un convenio que para nosotros fue una gran alegría. Se mando a buscar una entrega, se hizo efectiva. Después de eso íbamos de un lado a otro, preguntando por qué no venían a buscar la segunda entrega. Y después nos enteramos que no nos querían comprar a nosotros porque nuestro precio era alto”. Asimismo, agregó que el Intendente sabía que las bolsas que se producen en APPADI son de un micronaje mayor al que se puede comprar en un comercio. “En ningún momento nos llamaron desde el municipio para decirnos que bajáramos el precio. Nunca nos llamaron a una compulsa de precios. En realidad, después vinieron a buscar la segunda entrega. Recién ahora en el mes de enero de 2017, pagaron la mitad de ese pedido y todavía nos adeudan la otra mitad, que son $60.000”, aseveró.

Finalmente, Chacón expresó que no tienen ganas de molestar nuevamente al Intendente porque es gente que no toma en cuenta para quienes ellos trabajan. “Lo hemos invitado para que vaya a nuestro taller, para que conozca la población y a quiénes les pagamos los sueldos, pero no hemos tenido suerte al respecto”, concluyó.