Cañadón Seco invirtió $ 1.600.00 de pesos en los estudiantes

Jorge Soloaga defiende el derecho a la educación: “Primero la educación de los pibes, después las organizaciones y por último el reclamo extremo”, indicó.

En vísperas del cierre educativo de un 2017, dónde se protagonizó un paro sin precedentes, con resultados estadísticos que lo convierten en un año para el olvido. Jorge Soloaga, desde Cañadón Seco finalizó la entrega de $ 1.600.000 del Programa de Ayuda Comunal destinada a 132 estudiantes. En este marco realizó una profunda crítica sobre como a partir de las decisiones que se han tomado, de impedir el proceso educativo, las responsabilidades de unos y otros llevaron a que en Santa Cruz perdiéramos todos.

Al respecto expreso “La inversión es el aporte solidario que viene de lo más profundo del pensamiento, del alma y del espíritu. Nuestro aporte en la construcción para superar el individualismo y apostar a la transformación en la multiplicación de los panes. La educación es el bien sagrado de la vida de los pueblos para la transformación social y para ponernos de pie”.

Con una gran concurrencia de jóvenes el mandatario comunal despertó el aplauso del público al mencionar “2017 no es el mejor año,  por esas determinaciones inapropiadas y extremas  en las que por salvaguardar los intereses y derechos de unos pierden los más,, quien perdió en definitiva es Santa Cruz. Esto no se puede olvidar porque el paro ha sido salvaje para los intereses de los más perjudicados que fueron nuestros estudiantes. La prioridad y el privilegio es de ellos porque si no se comete un acto de lesa educación y en definitiva de lesa sociedad”.

En otro tramo de su discurso resaltó “así como quienes militamos en la actividad política hace mucho tiempo decimos que primero está la patria por sobretodo, después los movimientos políticos y por último los hombres. En educación pasa exactamente lo mismo, conceptualmente se mantiene  el mismo valor y  esencia primero la educación a los pibes, segundo las organizaciones representativas de los trabajadores de la educación y por último quienes forman  parte de la tarea cotidiana de formar y trabajar en función del derecho de nuestros pibes”. 

Al finalizar, agradeció a todos los educadores de Cañadón Seco, ya que en este contexto y a pesar de apoyar una lucha legítima no fueron en contra de los intereses de un bien sagrado, como el derecho a la educación en la vida de una sociedad.

Más de un centenar de estudiantes presenciaron la entrega de Becas. El  acto presidido por Jorge Soloaga, su gabinete de trabajo y los Soberanos Manuela Días y Braian Saldivia  se completó el pago de las ayudas a familias para fortalecer las trayectorias educativas.  Los jóvenes expresaron su agradecimiento por el apoyo en un contexto sumamente difícil para nuestra provincia.

El Soberano Braian Saldivia manifestó “para nosotros es de suma importancia, ya que hay numerosos factores que atentan contra la posibilidad real de que una persona con deseo de estudiar logre su objetivo… soy un joven de 18 años que no sé de experiencias, pero sí de sentido común y vivencias. Ruego a Dios que los bendiga y que haya más gobernantes como usted comprometido con nuestros ancianos, trabajadores, amas de casa, enfermos, niños, jóvenes, estudiantes y con el pueblo en general”. En tanto Bruno González hizo lo propio destacando el apoyo para la realización de su fiesta del estudiante. Maximiliano Benítez estudiante universitario valoro el acceso a una educación libre y gratuita  ya “estudiar nos crea una oportunidad a futuro. Agradecemos a Jorge Soloaga por el incentivo económico y su atención a las cosas simples  que nos hacen sentir mimados y marcan la diferencia”.

La educación es eje central para la Gestión de Jorge Soloaga  “Somos un pueblo de pie, queremos que cada uno de los hombres y mujeres que viven en cada uno de los rincones de Santa Cruz se ponga de pie cuidando los pichones blancos de nuestra provincia porque son los que van a seguir transformando nuestro pueblo. Nos tenemos que poner de pie. Para evitar los fracasos, las frustraciones, los desencuentros,  ya tenemos demasiadas historias… demasiados desencuentros y frustraciones” finalizó.

Con esta entrega se avanza hacia la construcción de políticas públicas inclusivas e igualitarias en el acceso y permanencia de un derecho como la educación.