Decomisan mercadería por no respetar la cadena de frio

Una importante cantidad de mercadería no apta para consumo fue dispuesta para su destrucción tras un decomiso realizado por personal de la Supervisión de Comercio y Bromatología Municipal en el marco de controles rutinarios que se desarrollan en pos del resguardo de la salud pública.

A pesar de las medidas de fuerza que alteran el normal funcionamiento de distintas dependencias municipales, desde el Ejecutivo se busca garantizar la prestación de servicios esenciales para la población, uno de ellos tiene que ver con los minuciosos controles que se efectúan desde el área de Comercio y Bromatología con su cuerpo de inspectores, que entendiendo la importancia de su tarea no interrumpen estas revisiones a fin de garantizar que los comercios tengan productos aptos para la venta y consumo de la población, respetando todas las normativas vigentes a nivel local y nacional.

El operativo de control esta vez se desarrolló en un comercio céntrico, que además cuenta con una sucursal en inmediaciones de calle Padre Jordán; allí se detectó un total de “300 kilogramos de pollo” no apto para el consumo debido a que no se respetó la correspondiente cadena de frío. Según explicó el propio Supervisor del área Antonio Quiroga, a raíz de esta situación se efectuó a la aplicación de una sanción monetaria además del decomiso de la mercadería.

De esta manera, la Municipalidad de Caleta da cumplimiento a los habituales controles en comercios de la ciudad a través de su cuerpo de inspectores quienes garantizan la aplicación de las herramientas que para ello dispone el Estado.