Durante el 2016, la cantidad de trabajadores registrados en el sector privado cayó un 0,7%

La cantidad de trabajadores registrados en el sector privado registró un retroceso de 0,7% a lo largo del año pasado, lo que representa una pérdida de 43.609 empleos, según el informe de situación y evolución del total de trabajadores registrados elaborado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Al sumar otras modalidades de ocupación, como monotributistas, empleados de casas particulares y autónomos, la variación total en el sector privado marcó una mejora de 0,3% a lo largo del año pasado, debido a que estos ítems suman 68.010 empleos nuevos respecto al cierre de 2015.

Si suma a esto el total de asalariados del sector público, que en 2016 reflejó un incremento de 0,9%, y los nuevos monotributistas sociales, que crecieron 7,8%, el total de trabajadores registrados cerró el año pasado con un crecimiento de 0,7%, según los números informados por la cartera que conduce Jorge Triaca.

El informe del Ministerio de Trabajo dio cuenta además que entre el primero y el segundo semestre de 2016 “se identificaron dos períodos con dinámicas laborales diferenciados”.

Entre enero y junio -primer semestre- se advirtió un retroceso total de  63.000 empleos, explicados fundamentalmente por la pérdida de 69.000 puestos de trabajo en el sector privado.

En tanto, entre julio y diciembre -segundo semestre- se verificó una leve expansión respecto al período previo, impulsado principalmente por una recuperación en el números de asalariados registrados del sector privado y una mayor cantidad de inscriptos en el sistema de monotributo, casas particulares y autónomos.

La semana pasada, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró que “si uno mira los datos del empleo de los últimos meses del año pasado vemos que el crecimiento del empleo empieza a contrarrestar los meses que fueron dificultosos a principios de año”.

El titular de la cartera laboral enfatizó que la caída del empleo en algunos sectores industriales está directamente relacionada con la situación económica de Brasil.

En ese sentido planteó que la relación comercial entre ambos países “ha dejado de caer pero todavía no se recupera”, y precisó que mientras años atrás las exportaciones rondaban los 19.000 millones de dólares “hoy estamos exportando a Brasil por 8.500 millones”.

El informe del Ministerio de Trabajo fue elaborado en base a los registros de los sistemas de la seguridad social de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).