El Calafate: Hoteleros reclaman por el cobro de un canon por la actividad

Está fijado en la ley y deben abonarlo los hoteles, transportes turísticos y agencias de viajes de la provincia. Se dejó de cobrar, sin razón aparente, en 2011, pero el año pasado la Secretaría de Turismo retomó el cobro y de forma retroactiva, lo que generó la queja del sector, pese a que no son montos tan significativos.

El canon anual a prestadores de servicios turísticos de Santa Cruz está establecido por un decreto del año 1985 (769/85) que tuvo sucesivas modificaciones, siendo la última en 2004 (2534/04). En ellos se determina que todos los hoteles, transportes turísticos y agencias de viajes tienen que estar inscriptos en el Registro Provincial de Actividades Turísticas (RPAT), y para ello deben pagar un arancel anual.

Por razones que no fueron en su momento formalizadas a través de un instrumento legal, el Gobierno dejó de cobrar este arancel. Fue a partir del año 2011, desde entonces y hasta el año pasado los prestadores no habían vuelto a tener noticias del mismo.

Así pasaron siete años y, en septiembre pasado, los prestadores comenzaron a recibir la notificación de cobro. En paralelo a la sanción de la Emergencia Económica Comercial, el gobierno reactivó el arancel y en forma retroactiva, aseguran los prestadores.

Si bien les indican desde cuándo deben (2011) sólo exigen el pago de los años 2016 y 2017.

En el caso de las agencias de Viajes y Turismo de El Calafate deben pagar $ 19.734, correspondientes a los años anteriores mencionados. Y desde marzo a ello deberán agregarle el importe correspondiente al presente año, que aún no fue informado, pero que se calcula sería de unos 10 mil pesos más. Para el movimiento turístico de la zona, no parece ser un monto tan imposible de cancelar.

Para los hoteles el pago es menor, ya que el decreto 2534/04 establece un importe de 5.000 pesos como cota máxima del arancel, lo que a todas luces quedó totalmente desfasado con respecto al canon que deberán pagar las agencias de viajes.

El director de Turismo provincial Pablo Godoy estuvo en El Calafate horas atrás y mantuvo encuentros con entidades empresarias. Los integrantes de la filial local de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo, le hicieron sentir el reclamo.

“Están enojadísimos y yo los entiendo”, admitió el funcionario. “Creo que fue un error haber dejado de cobrar (el arancel) pero yo tengo que dar cumplimiento a la Ley”, recalcó.

Godoy afirmó también que ese canon debería ser extendido a otros actores de la actividad que se benefician y no pagan. Citó como ejemplo a los locales gastronómicos y a los Guías turísticos. Estos últimos se inscriben anualmente en RPAT pero no pagan arancel, mientras que el sector gastronómico ni siquiera se registra. Igualmente el director de Turismo aclaró que esta inclusión “es un tema a discutir. No quiere decir que mañana se vaya a cobrar”.

También dijo que el cálculo del coeficiente debe ser revisado para que se actualice de una forma más fácil y dinámica, y que lo que se recaude debería servir para fortalecer las actividades que le competen a la Secretaría de Turismo.

Fuente: La Opinión Austral