El Consejo Agrario se hará cargo de la seguridad de los lobos marinos de Caleta

Al menos eso fue lo que formuló el presidente del Consejo Agrario Provincial, quien reconoció que la Reserva Provincial está descuidada.

“Me voy a hacer cargo del tema”, garantizó el presidente del Consejo Agrario Provincial, Javier De Urquiza, cuando se le preguntó por la Reserva Provincial de Lobos Marinos que está a pocos kilómetros al sur de Caleta Olivia y que no posee un mínimo resguardo, ni cartelería.

“Por ley, por norma, la Reserva es competencia del Consejo Agrario provincial”, manifestó el funcionario.

La situación cada vez más preocupante de los ejemplares de esta colonia fue reflotada cuando habló el veterinario del organismo provincial en zona norte, Dante Álvarez, informando que ya no hay pariciones, y que los animales padecen el acoso permanente de los humanos que se acercan al lugar.

De Urquiza sostuvo que se “está trabajando desde el año pasado” en el tema, y que una vez se reunió con el intendente Facundo Prades para buscar algún método de trabajo conjunto. También dijo que se convocará a “distintos actores vinculados a esta reserva”, como organizaciones no gubernamentales.

“Está claro que no está cuidada el área, se afecta a la fauna marina”, admitió, y comentó que ya ha conversado con la delegada del CAP en Caleta Olivia. “Nos estamos ocupando, y estamos buscando una metodología compartida de manejo del área”.

También anunció que se buscará “reacondicionar” un trailer del Gobierno que fue usado para las emergencias climáticas del año pasado en zona norte, y que “la idea es trasladarlo allí para hacer un control”.

Cabe recordar que el veterinario Álvarez había informado que las lobas dejaron de parir en la Colonia, y que si bien la población creció, de 470 a 900 ejemplares, “en la colonia ya no hay pariciones”. Los últimos partos registrados en la playa ocurrieron hace cuatro años. Lo que sí hay son abortos”.

Por estas últimas situaciones alertó que pueda haber “zoonosis”, enfermedades de los animales que pueden ser transmitidas a los humanos.

Fuente: La Vanguardia del Sur