El Gobierno acordó con panaderías reducir el consumo de sal

Imprimir

El Gobierno de Santa Cruz junto a la Dirección de Enfermedades Crónicas y No Transmisibles dependiente del Ministerio de Salud y Ambiente busca promover en las panaderías la elaboración de pan con menos sal. 

Se estima que en Argentina el consumo diario de sal por persona es de 11,2 gramos, más del doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y más del 70% de la misma proviene de los alimentos procesados.

Como consecuencia del alto consumo de sal de la población de Santa Cruz se determinó la necesidad de profundizar diferentes acciones a fin de reducir su consumo. Con esa meta  y teniendo en cuenta los importantes beneficios que ello genera en la salud de la población, se definió la campaña DALE + VIDA A TU SALUD, que propone reducir un 25% del contenido de sal de los productos de panaderías. Estudios científicos demostraron que con esos niveles de disminución las papilas gustativas (“el paladar”) no perciben el cambio, y por ende no repercute en las ventas.

Esta iniciativa tiene íntima relación con la necesidad de reducir la mortalidad que generan las denominadas Enfermedades No Trasmisibles (ENT), cuyos principales factores de riesgo son: la alimentación inadecuada, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol.

Los alimentos procesados, suministran la mayor ingesta de sal: panificados, chacinados, lácteos, sopas, aderezos, y snacks. Además, el 25% de la población adulta siempre le agrega sal a los alimentos.

Por lo tanto, para impactar en el consumo de sal en la población es necesario, por un lado, reducir el contenido de sal de alimentos y, por otro, reducir el consumo de sal agregada a los alimentos por la población.

Uno de los alimentos que contribuye con una importante cantidad de sal es el pan. Se estima que su ingesta por parte de la población argentina es de 70 kg al año por habitante, lo que significa un consumo de 200 g al día en promedio y un aporte de sal de 3,4 a 4,2 gramos por día.

En el marco de la iniciativa Menos Sal Más Vida del Ministerio de Salud de la Nación se ha logrado establecer con la Industria Panadera acuerdos para reducir el contenido de sal del pan artesanal. Para lograr este objetivo la recomendación para la elaboración de productos panificados es utilizar hasta 750 gramos de sal por cada bolsa de 50 Kg de harina.

Partiendo de este acuerdo, se promueve la adopción de esta modalidad de elaboración del pan en los productores artesanales, ofreciendo a las panaderías la participación activa en ésta iniciativa, para que aquellas que se adhieran, elaboren pan con menos sal y contribuyan a mejorar la salud de la población.

Las panaderías que quieran sumarse deberán lograr los objetivos planteados y cumplir los siguientes requisitos:

  • Contar con la habilitación municipal
  • Inscribirse en la iniciativa, comprometiéndose a elaborar pan con menos sal
  • Informar a los clientes a través de material gráfico (posters y flyers) proporcionados por el Ministerio de Salud de la Provincia
  • Acuerdo de autorización para la auditoría y control bromatológico
  • Elaborar sus productos “libres de bromato de potasio”
  • Una vez confirmada su inscripción, la panadería recibirá un vaso medidor de sal, un afiche dirigido al consumidor sobre la participación de la panadería y un afiche instructivo sobre elaboración de pan con menos sal

Para acceder a la iniciativa, deberán completar el formulario de inscripción, la cual será entregada por un responsable asignado por el Ministerio de Salud Provincial/DIR. Enf. Crónicas, además se deberá adjuntar copia del certificado de habilitación municipal.