El intendente vetó ordenanza que prohíbe seguir ingresando personal al municipio

La ordenanza sancionada en octubre, por impulso del jefe de la bancada del PJ/FPV, Pablo Calicate, prohibía a Prades seguir contratando personal en el municipio, además congelaba por tres años la Ordenanza 5929, que habilita los pases a planta permanente a los seis meses de producido el ingreso.

Prades vetó ahora la restricción y acusó al Concejo Deliberante de avasallamiento.

El decreto firmado por Prades se hizo público ayer y fue firmado la semana pasada, en el cual vetaba la iniciativa legislativa porque “se contrapone con lo dispuesto por la Ley 55 y la Constitución Provincial” y resulta “un avasallamiento a las atribuciones y deberes que en el Artículo 61 de la Ley Orgánica de las Municipalidades le son conferidas al Departamento Ejecutivo Comunal”.

El Intendente manifiesta que los concejales se “extralimitaron” en sus funciones y que hay un “avasallamiento”.