El Obispo de Rio Gallegos habló sobre denuncia de abuso mediante un comunicado

El obispo de la Diócesis de Rio Gallegos, Miguel Ángel D’Annibale decidió apartar del ejercicio público del ministerio, al sacerdote involucrado en una denuncia por abuso sexual.

El comunicado de prensa indica que “el Obispo de la Diócesis de Rio Gallegos, Miguel Ángel D’Annibale, tomó conocimiento de una denuncia presentada el día 13 de noviembre de 2016 en la Comisaria de Familia y Minoridad de la ciudad de Ushuaia por una persona de 23 años de edad sobre un posible abuso sexual sobre su persona cuando era menor de edad por parte del sacerdote Daniel Omar Acevedo que desarrolla su ministerio en la ciudad de Rio Gallegos. Conocida la denuncia el Obispo le ha quitado al sacerdote el ejercicio público del ministerio hasta que se esclarezcan los hechos, le ha pedido que quede a disposición de la justicia en todo lo que sea necesario y continúa con las acciones canónicas previstas por el derecho de la Iglesia para estos casos. El Obispo pide al Pueblo de Dios que continúe ofreciendo sus oraciones para acompañar a los involucrados en esta situación”, fechado este jueves en la ciudad de Río Gallegos.

Un joven de 23 años  denunció ante la policía, que un cura intentó abusar sexualmente de él, cuando era menor de edad.

El joven se hizo presente en la Comisaría de Minoridad y Familia lugar donde relató que cuando tenía 15 años un sacerdote que se encontraba de vacaciones en su casa en la ciudad de  Resistencia, Chaco, intentó abusar de él. 

El cura habría pernoctando en la misma habitación que el denunciante. Allí el religioso quiso someterlo a sus más bajos instintos pero desistió de hacerlo. Sin embargo en su relato el joven asegura que el religioso se había acostado junto a él. 

El cura regresó días después al lugar donde ejercía el sacerdocio en la provincia de Santa Cruz.

Dos años después cuando tenía 17 años retornó de vacaciones a la vivienda familiar y se produjo un hecho similar donde realizó caricias sobre sus pies.

Por último el joven denunció que cuando tenía 18 años en 2001 se mudó a Ushuaia.

Meses después el cura viajó a Ushuaia y lo contactó. Allí el muchacho dijo que mantuvo un encuentro en un auto con el sacerdote en donde también intentó sobrepasarse. 

Es importante mencionar que el joven dijo ante la policía que decidió realizar la denuncia en estos momentos movilizado por la noticia que trascendió días atrás en donde una menor de Río Grande denunció ser víctima de un abuso por parte de un cura.