Investigan por su patrimonio al primo de Néstor Kirchner

Está bajo sospecha por declarar propiedades a un valor inferior al real, entre otras irregularidades. 

Carlos Santiago Kirchner se incorporó al gabinete nacional en 2005 nada menos que de la mano de su primo y entonces presidente, Néstor Kirchner. En ese momento declaró que tenía un inmueble y dos vehículos. Al igual que sus familiares, tuvo un enorme crecimiento en sus bienes: al abandonar la función pública -con la salida de Cristina Kirchner- había acumulado 17 propiedades por $ 2,8 millones, cinco autos por $ 612.100 y una lancha por $ 42.000. Todo eso, sumado a los ahorros, depósitos y dólares ahorrados sumaba un total de $ 9,3 millones hacia 2014.

Las irregularidades del exfuncionario del Ministerio de Planificación, de bajísimo perfil, son varias. No sólo adeuda la declaración jurada del período 2015 sino que además es investigado por la Oficina Anticorrupción (OA) por declarar inmuebles “subvaluados que valen hasta cinco veces más”.