La recesión no llegó a los consumos con tarjeta

El consumo masivo no logra levantar vuelo, dicen en supermercados y comercios. Pero la realidad que ven los bancos y las emisoras de tarjetas de crédito y de débito es distinta. En octubre pasado, las ventas con tarjeta de crédito se ubicaron bien arriba; crecieron, en promedio, en torno al 40% interanual, mientras que las pagadas con débito treparon un 50%.

“En octubre hemos cerrado con un crecimiento del 45% interanual”, confirmaron en Tarjeta Naranja, líder en el interior del país, después de Visa. “Excepto algún mes puntual, como junio, 2016 mostró valores de crecimiento en la facturación interanual de entre el 40 y el 50%”, señalaron.

El crecimiento de las operaciones con tarjetas de crédito no sólo es nominal -en cantidad de pesos-, sino también en número de transacciones. En Visa, por caso, la cifra de operaciones con crédito trepó en octubre un l2% interanual; con débito, el alza fue de un 20%.

“El consumo con tarjeta está muy fuerte y hay dos razones -coincide Martin Lang, presidente de Mastercard Argentina-. La verdad es que siguen todas las promociones y es tremenda la competencia que hay entre bancos; la gente realmente presta atención en eso. Y la segunda razón es que le estamos ganando al efectivo: empieza a aumentar el uso de tarjetas en taxis, en comercio electrónico. El consumo con tarjeta está bastante por arriba de lo que se puede percibir en supermercados y comercios”, resumió.

Según un relevamiento realizado entre diversos emisores, la injerencia de las cuotas depende en gran medida del banco y de sus promociones. En algunos casos, 7 de cada 10 operaciones se llegan a hacer en más de un pago. En Visa, la emisora líder del mercado, con más del 50% de participación, el 48% de las operaciones que se hicieron con crédito entre agosto y octubre se concretaron en un pago; el 52% restante, en cuotas.

El volumen del plan Ahora 12, en tanto, registró el mes pasado un crecimiento del orden del 84% respecto del año anterior. La participación de este plan sobre el total de cuotas es del 22,7%, pero viene incrementándose todos los meses, aseveraron desde Visa. Sobre todo después de que se agregaran nuevos rubros como el de telefonía celular 4G (con vigencia cualquier día de la semana) y jugueterías.

A raíz de estos datos, no sorprende luego que, en pos de sostener el consumo, el Gobierno esté negociando no sólo para extender el programa Ahora 12, sino incluso ampliarlo para ofrecer hasta 18 pagos sin interés. Para muchos comercios, las ventas con plásticos han reemplazado en gran medida el uso de efectivo.

En los shoppings, en los días que algún banco ofrece alguna promoción puntual, las ventas con la tarjeta de esa entidad crecen exponencialmente, confió la responsable de una marca con fuerte presencia en varios centros comerciales del país.

-Más débito y un pago:

Pero el uso masivo de plásticos no sólo se explica por las cuotas. De hecho, desde comienzos de año las tasas de crecimiento de las transacciones con débito (y un sólo pago) vienen superando a las registradas con crédito.

Así las cosas, en el trimestre comprendido entre agosto y octubre, en toda la operación de Visa creció en dos puntos porcentuales la participación de la facturación con débito. El 68% de las ventas se pautaron con crédito (contra el 70% de igual periodo de 2015) y el 32% con débito.

En el mismo período, para Visa creció en tres puntos porcentuales -del 45 al 48%- la participación de la opción de pago con crédito en una sola cuota.

“La caída relativa en cuotas -explicaron en Visa- se entiende porque el año pasado hubo un crecimiento extraordinario en los rubros de agencias de viajes, líneas aéreas, indumentaria y artículos para el hogar. Estos últimos rubros explican la desaceleración de las compras en cuotas de los últimos meses”.

En el caso de los rubros de indumentaria y artículos del hogar, detallaron, se percibió una desaceleración, dado que el año pasado habían tenido unas altísimas tasas de crecimiento por el Plan Ahora12 y el clima previo a las elecciones presidenciales. Mientras que en el rubro de viajes y turismo, la baja relativa se explica porque, en el segundo semestre de 2015, muchos consumidores adelantaron compras como consecuencia del atraso cambiario y las expectativas de devaluación.

El volumen operado en débito, en tanto, creció para Visa en un 51% en octubre pasado con respecto al mismo mes del año anterior, casi seis puntos más que la inflación acumulada en el período, de acuerdo con el índice que informa la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

Algunos de los rubros en los que está multiplicándose el uso tanto de tarjetas de crédito como de débito es el de supermercados (+53% en el trimestre, con débito), de combustibles (+ 64%, con crédito y 61%, con débito), y el de farmacias y perfumerías (+68%, con débito y + 57%, con crédito).

“El uso de las tarjetas para compras en un solo pago tiene que ver un poco con las promociones, pero también con la inflación y los problemas para hacerse de efectivo. No todo el mundo carga 1000 pesos en efectivo para llenar un tanque de nafta, y los problemas para conseguir dinero en los cajeros son conocidos”, apuntó otra fuente de la industria, con la condición de no ser identificada. “Hasta en el interior del país, en donde antes era difícil pagar con tarjeta en una estación de servicio, ahora están aceptándola”, dijo.

-Debaten hoy el costo de las comisiones:

Tras intensas negociaciones, un plenario de las comisiones de Legislación General y de Finanzas de la Cámara de Diputados tratará hoy e intentará dar dictamen al proyecto de ley que dispone una reducción de las comisiones que las tarjetas de crédito y de débito les cobran a los comercios, y que redundan en mayores precios a los consumidores.

La intención del oficialismo es hacer cambios al texto aprobado en el Senado hace dos meses, por lo que el proyecto regresaría a la Cámara alta. Las comisiones de las tarjetas de crédito, hoy en 3%, bajarían al 2% y no al 1,5% como habían dispuesto los senadores; las de débito, que hoy cobran un 1,5%, se reducirían al 1%, y no a cero, como el proyecto original.

El dictamen que impulsa Cambiemos propone promover una mayor competencia en el mercado de las tarjetas y habilitar a los comercios a trasladar un porcentaje de las comisiones a los clientes, es decir, a fijar un precio diferencial para el pago con tarjeta frente al efectivo, variante hoy prohibida.

Fuente: La Nación