Las cámaras de comercio consideraron el programa Ahora 18 como un incentivo al consumo

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market y asesor de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), dijo que “el Ahora 12 fue un programa muy importante, porque la venta interanual creció 30% gracias a esta metodología. El consumidor necesita oxigenar su bolsillo mediante el crédito”.

“Es útil en rubros como los electrodomésticos, que sufrieron una baja de ventas del 13,2%, y los durables en general”, señaló Di Pace, quien remarcó la extensión a 18 cuotas en una época como la actual, previa a las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

“Además, como se extiende hasta el 31 de marzo, es útil para la compra de pasajes y paquetes turísticos, y también para la venta de electrónicos, computadoras, tablets y notebooks, que venían mal”, dijo el analista.

A su turno, Vicente Lourenzo, secretario de prensa de la CAME, dijo que el programa Ahora 12, implementado desde el 2014, fue muy bueno para el sector porque ayudó a levantar las ventas en épocas de contracción del consumo.

“Fue un éxito en la comercialización de los negocios pymes ubicados en calles y avenidas que no contaban con el financiamiento de las tarjetas”, explicó, y sostuvo que en este sistema de cuotas, parte del costo es absorbido por el comercio y el resto por el Estado a través de un sistema de encajes.

“Celebramos que el Ahora 18 llegue en un momento crítico, luego de 10 meses de caída de la venta minorista. Esperamos que no sólo dure hasta marzo, sino que sea prorrogado nuevamente”, expresó.

Por su parte, Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), dijo que “desde la Cámara siempre apoyamos una herramienta que impulse el consumo. Estamos satisfechos con este esquema, y especialmente ahora que se han extendido los artículos que abarca. Oportunamente le habíamos solicitado al Gobierno su continuación y la ampliación de los artículos”, recordó.

“Son programas buenos para la compra de zapatos, celulares y componentes eléctricos que muchas veces tienen un costo relativamente elevado”, detalló.

Para Osvaldo del Rìo, de la consultora de consumo masivo Scentia, “el Ahora 12 fue muy útil para mucha gente no para el consumo básico, sino para el de productos durables”.

“Su implementación ayuda a que una situación de retracción del consumo se lleve mejor. Impactará en el turismo y en la electrónica”, estimó.

En tanto Daniel Rodríguez Cetrán, de la consultora CCR de consumo masivo, dijo a Télam que en su momento “la gente se enganchó con el Ahora 12. Hoy la situación está bastante más compleja; el consumo está resentido y el consumidor está muy cauto. No obstante, ayudará en la venta de bienes durables con un desembolso importante”.

Axel Márquez Miranda, manager de CX, una empresa que fabrica localmente productos tecnològicos, consideró que la financiación permitirá comprar productos como tablets, notebooks y PC de escritorios. “Es super positivo que se hayan incluído. Hubiera sido bueno que hubiesen estado desde el principio. Para nosotros, como industria, es buenísimo”, dijo a Télam.

En tanto, la Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y Servicios (Comeco) se manifestó satisfecha con la ampliación del programa, y su titular, Juan Antonio Gutiérrez, dijo que “es una necesidad que se fortalezca el consumo interno, lo que motivará al público a realizar compras financiadas”.

El programa permitirá comprar en 18 cuotas sin interés desde artículos de computación y línea blanca, repuestos para automotores y motos, hasta instrumentos musicales y herramientas de trabajo.

“Ahora 18 tiene como objetivo seguir impulsando la producción nacional y el consumo, y acompañar a las familias y a los trabajadores”, sostuvo el ministro de Producción, Francisco Cabrera, al lanzar el programa.

El ministro evaluó que Ahora 12 “ha dado muestras de grandes resultados para los consumidores, los comerciantes y la producción nacional; ha sido eficaz en ampliar el acceso a bienes y servicios, dinamizar el consumo e impulsar las ventas; y es un beneficio directo para las pymes”.

Fuente: Télam