Los bancarios amenazan con un paro de 24 horas para esta semana

Es porque el sector mantiene el conflicto por la negociación paritaria para 2017; el Gobierno se niega a avalar un acuerdo puente firmado a fines de 2016, mientras que la Justicia falló a favor de los gremios.

El conflicto en el sector bancario sigue sin resolverse y desde los gremios endurecieron su postura con amenazas de profundizar las medidas de fuerza. Luego de realizar asambleas informativas en las sucursales durante jueves y viernes de la semana pasada, desde la Asociación Bancaria indicaron que podrían realizar un paro general de 24 horas para esta semana o principios de la que viene.

“No nos dejan otro camino”, indicó Sergio Palazzo, titular del gremio esta mañana, en referencia a la medida que podría oficializarse hoy luego de un plenario de referentes sindicales que realizarán a las 15.

“Yo apelo a la razonabilidad del ministro de Trabajo (Jorge Triaca) y las autoridades del Gobierno para que no lleguemos a esto”, añadió.

El conflicto se remonta a fines de 2016. En aquel momento, la Bancaria había firmado un aumento del 23,5% hasta marzo a cuenta de la paritaria para 2017 con las cámaras empresarias, a excepción de las entidades extranjeras nucleadas en la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA). Sin embargo, el Gobierno decidió no homologar ese convenio, porque supera el techo del 18% que impulsan para las recomposiciones salariales de este año.

Desde el gremio bancario acudieron a la Justicia, y a fines de enero un fallo de la Cámara Cámara de Apelaciones del Trabajo avaló el reclamo de los sindicatos e instó a las entidades empresarias a cumplir con el acuerdo. Mientras el Gobierno apeló el fallo, los bancarios endurecieron su postura con medidas de fuerza.

En referencia al acuerdo firmado, Palazzo señaló: “Es un incremento salarial que es del 23,5%, porque tenía un 4% de componente vinculado a la inflación del año pasado, más un 19,5%”. “Nosotros recurrimos a la Justicia y nos dio la razón. Ahora, resulta que se presentaron y apelaron para que no se pague. Espero que recapaciten”, concluyó el gremialista.

Fuente: La Nación