Mauricio Macri sumó el respaldo de gobernadores opositores a la reforma electoral

En Olivos, el Presidente se reunió con ocho mandatarios provinciales; acordaron el apoyo parlamentario a la Boleta Única Electrónica; podría llamarse a sesiones extraordinarias para votarla antes de fin de año.

En tren de sumar aliados para lograr la aprobación definitiva de su reforma política, el presidente Mauricio Macri recibió hoy en la quinta de Olivos a ocho gobernadores opositores que respaldaron la iniciativa legislativa que se debate en el Senado.

A la residencia presidencial arribaron durante la mañana los peronistas Domingo Peppo (Chaco), Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Urtubey (Salta), Mario Das Neves (Chubut), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). También participaron de la cumbre Alberto Weretilneck (Río Negro) y Omar Gutiérrez (Neuquén).

El proyecto de reforma política tiene como punta de lanza el uso de la Boleta Única Electrónica (BUE) como sistema de votación. La iniciativa cuenta con media sanción de Diputados y por estos días comienza a discutirse en comisiones en la Cámara alta.

Pero más allá de las intenciones de Macri, el proyecto de reforma política tiene varios escollos en el Senado y se demoraría su sanción. Sin embargo, hoy el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, dijo que podrían convocarse a sesiones extraordinarias para sancionar la ley antes de fin de año.

El plan del oficialismo contemplaba la firma del dictamen para hoy y, sabiendo que el proyecto volverá modificado a la Cámara de Diputados, preveía pedir su debate sobre tablas para mañana, pero el kirchnerismo lo complicó.

¿Por qué? El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Marcelo Fuentes (FPV-Neuquén), canceló la semana pasada las dos jornadas previstas para escuchar a especialistas opinar sobre la Boleta Única Electrónica (BUE) y las reprogramó para hoy y pasado mañana.

“Queremos votar distinto en 2017 y queremos una tecnología que permita el doble control. La tecnología específica para cada elección va a tener que ser homologada por la Cámara Federal Electoral”, dijo Frigerio sobre la polémica sobre la confiabilidad del chip que el Gobierno quiere incorporar a la boleta.

El ministro dijo que en la reunión con los gobernadores “no se habló específicamente de cambios” al proyecto.

La salida definitiva podría ser una fórmula intermedia: boleta impresa mediante el sistema de pantalla táctil parecido al de Salta y Capital, pero sin chip, con algún sistema de conteo rápido (podría ser código QR) y un taxativo conteo manual con control de fiscales en cada mesa, que el proyecto aprobado en Diputados no contempla.

Antes de la reunión, para reforzar la postura oficial, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le envió un claro mensaje a los opositores y les endilgó “querer mantener el mismo sistema tramposo”. Agregó que quienes se oponen a la iniciativa tienen “miedo al cambio o una mirada reaccionaria”.

“Esperamos que antes de fin de año le podamos decir a los argentinos que vamos a votar con un sistema transparente y confiable. Confiamos mucho en eso”, dijo Peña esta mañana en declaraciones a radio Mitre. Criticó a quienes “obstaculizan algo que es básico y necesario para la Argentina”.

Fuente: La Nación