Nación indicó que no cerrarán el Peliche, sino que lo reordenarán

En las últimas horas explicaron los motivos por los cuales rescindieron el contrato que se firmó con la provincia en la gestión de Cristina Fernández y adelantaron que no cerrarán el lugar, sino que lo reordenarán. Vuelve a depender de Nación.

Después de una auditoría y un inventario realizado de los insumos del Centro Articulador de Políticas Sanitarias (CAPS) que Cristina Kirchner inauguró en plena campaña y que dirigió su nuera, Rocío García, la Nación decidió que el CAPS vuelva a la órbita nacional. El convenio se rescindió y la pareja de Máximo -que está al frente del ministerio de Salud santacruceño- exigió explicaciones vía carta documento. Desde el Gobierno sostienen que se “incumplieron varios aspectos del convenio y no se usaba el espacio para los fines originales”. 
El 4 de diciembre de 2015, seis días antes que Cristina Kirchner deje la Casa Rosada, el ministerio de Salud de la Nación firmó con Santa Cruz (que sería gobernada por la cuñada de la ex Presidenta) un convenio de colaboración para el “fortalecimiento territorial de la atención primaria de la Salud”. De esta manera el CAPS que se creó para que sea dirigido por Rocío García, la pareja del diputado nacional, quedó en la órbita provincial.
El Coordinador General de Unidades Sanitarias señaló en un informe, que se detectaron incumplimientos por parte de la provincia respecto al convenio de colaboración. Se señalan en la resolución de rescisión tres puntos centrales: Santa Cruz nunca notificó “formalmente al Ministerio de las prestaciones realizadas”.
También, se indicó que no se respetó el inciso sexto, según el cual deben respetarse “sin excepción” el ploteo e inscripciones institucionales con el que se entregaron los bienes”, sin embargo encontraron que gran parte ya tenía la inscripción de la “Provincia de Santa Cruz” cuando el convenio versa que sólo puede hacer “con la autorización del Ministerio”, “algo que no ocurrió”, señalaron desde Salud.
En tercer lugar, se consignó que no se respetó el inciso séptimo, que obliga a la Provincia a hacerse cargo del trámite correspondiente a la Posesión o Tenencia ante el Registro del Automotor y cuya acreditación “deberá ser notificada a la otra parte, debiendo adjuntar las constancias pertinentes”. Los auditores encontraron vehículos sin los trámites correspondientes, sin dominio y otros sin la patente.
Ante la decisión del Gobierno de rescindir el Convenio por incumplimientos, Rocío García solicitó -a través de una carta documento- que dentro de las próximas 48 horas el ministerio de Salud informe “la situación en la que se encuentra el convenio” ya que “de dicha resolución firmada por el Doctor Lemus nunca hemos sido notificados de manera fehaciente, por eso en la Carta Documento enviada rechazamos esas razones malintencionadas que dieron de baja el convenio” , dijo.
Esto fue refutado desde Salud de la Nación, donde señalaron que hace más de una semana “fueron notificados que el convenio se rescindía por incumplimiento de tres aspectos y que será administrado nuevamente por el Gobierno”, explicaron a Clarín. La idea “no es cerrarlo sino reordenarlo y la gestión y administración vuelve a depender del Ministerio”, explicaron. Rocío García acusó que se trató de una decisión “unilateral” y que “le quitaron el Centro a los santacruceños”.
El área de legal y técnica de la Provincia recibió una fotocopia de la rescisión del convenio, allí se precisó -según dijo la nuera de Cristina Kirchner-, “que no podíamos utilizar más las instalaciones del Hospital Peliche (el CAPS) y nos informaron que pretendían llevarse los móviles sanitarios”. Se trata de trailers para la asistencia primaria de la salud que se encontraban en un hangar de la Fuerza Aérea bajo resguardo. Fuentes oficiales indicaron que “nunca deberían haber ido al Sur porque esos móviles son para lugares que no tienen acceso a la salud, que no cuentan con Hospitales ni con CAPS algo que no sucedía en Río Gallegos”. Además, remarcaron que “no se está quitando nada a la Provincia, esos móviles sanitarios pertenecen a la Nación, eran parte del CAPS dentro del Convenio”.
Mientras la ministra García reitera que la baja del convenio se trató de una decisión “unilateral”, desde el Ministerio indicaron que no contaron “con ninguna propuesta de las autoridades provinciales, ni un plan para concluir las tareas iniciadas, donde se podría haber establecido un plazo, y ante el incumplimiento se concluyó con el convenio”.
Fuente: Clarin