Petroleros en alerta por posibles despidos masivos

La dirigencia del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz que encabeza Claudio Vidal tiene firmes evidencias de que YPF está pergeñando un programa de desinversión.

Con consecuentes y masivas cesantías en la cuenca del Golfo San Jorge a pesar que en el curso de los últimos meses se descubrieron nuevos reservorios de gas y petróleo con pozos de exploración que se ejecutaron en áreas sobreexplotadas, pero a profundidades que superan los 4.000 metros. Uno de los casos se habría registrado en Los Perales, cerca de Las Heras.

Es por ello que el gremio considera que las fuertes versiones que aluden a que YPF busca desprenderse de cientos de trabajadores en Santa Cruz Norte -con dependencia directa e indirecta-, solo podría explicarse en una intención de repliegue empresario que sería antesala de una nueva privatización.

Además, el panorama se agudiza porque otras operadoras de yacimientos, como Pan American y Sinopec, estarían diseñando programas de recorte de personal, lo que podría traducirse en unas 2.000 cesantías en territorio santacruceño (otros medios estiman que podrían ser alrededor de 1.200), al margen de lo que pueda acontecer en el sector chubutense de la cuenca compartida.

Es por ello que el gremio de los petroleros convencionales de Santa Cruz se halla en máximo alerta y prepara una firme resistencia para contrarrestar los planes de ajuste que tienen disímiles aristas.

A modo de ejemplo, observa con atención lo que sucedió en Neuquén, donde el sindicato que lidera el senador Guillermo Pereyra acordó una modificación en el esquema laboral que derivó en la desafectación de unos 1.700 operarios, lo cual congratuló la política de flexibilización que impulsa el gobierno de Mauricio Macri.

Por otro lado, a pesar de que ya fue eliminado el subsidio de Nación para mantener el precio del denominado “barril criollo”, está visto que también ha comenzado a elevarse el precio internacional del crudo que por estos días oscila en los 55 dólares por barril, lo que hace suponer que las operadoras vuelven a compensar gastos y retomar un nivel aceptable de ganancias.

Para fundamentar parte de estas apreciaciones, vale citar algunas revelaciones que hizo el secretario gremial del Sindicato Santa Cruz, Rafael Guenchenén.

El dirigente se refirió de manera específica a YPF, asegurando que hace poco más de un mes un pozo de avanzada perforado a unos 4.400 metros en el yacimiento Los Perales, descubrió un rico reservorio de crudo; es decir en la misma zona donde desde hace muchos años viene explotándose el hidrocarburo a niveles que oscilan en los 2.500 metros de profundidad, algo similar a lo que ocurrió en El Tordillo, en territorio chubutense.

Al mismo tiempo precisó que en un yacimiento situado en proximidades de la planta LH3 (en el acceso a Las Heras) otro pozo de exploración detectó una fuerte presión de gas estimada en 1.500 PSI (presión medida en libras por pulgada), el cual fue “taponado” de inmediato, pero hasta ahora la empresa nada informó oficialmente de ambos descubrimientos. También evaluó otros programas de exploración que viene ejecutando Sinopec, pero de los mismos dijo que aún no disponía de datos precisos.

Esta paradoja, en la que colisiona la detección de nuevas fuentes de hidrocarburos (de acuerdo a los dichos del gremialista) con versiones de achicamiento de obreros, hace pensar a Guenchenén que “YPF está gastando sus últimas inversiones en trabajos de exploración como si fuera una antesala de su re-privatización, para que los nuevos yacimientos ricos en hidrocarburos sean entregados a operadoras privadas”.

Y fue más allá en sus apreciaciones al señalar que es posible que la reciente reunión que mantuvieron en Comodoro Rivadavia funcionarios de Chubut (en senador Alfredo Luenzo y el vicegobernador Mariano Arcioni) con ejecutivos de nuevos grupos inversores tenga alguna relación con la hipótesis de traspaso de la petrolera estatal a monopolios internacionales.

“En Santa Cruz nosotros tenemos que destacar el apoyo del gobierno provincial a través del vicegobernador Pablo González y del ingeniero Jaime Álvarez (presidente del Instituto de Energía), que están permanentemente involucrados en toda la problemática”, puntualizó el dirigente gremial.

Asimismo, en línea con el secretario general Claudio Vidal, destacó que los trabajadores de esta provincia están plenamente conscientes del crítico panorama que atenta contra sus fuentes laborales y sus consecuencias en el espectro social y económico, por lo cual asumirán una férrea defensa acorde al devenir de las circunstancias.