Por ahora, suspenden aumento de luz para comercios y empresas

Así surgió del encuentro entre referentes de la Federación Económica de Santa Cruz, representantes de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos y autoridades del Ministerio de la Producción. Habrá una mesa de trabajo para analizar la realidad del sector y el impacto de la actualización de la tarifa eléctrica por parte de SPSE por los próximos 90 días. Mientras tanto se suspendió la aplicación de aumento al sector, que para el usuario residencial va del 40 al 300%.

En la sede del Ministerio de la Producción se concretó un encuentro entre empresarios y comerciantes nucleados en la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos de Río Gallegos y en la Federación Económica de Santa Cruz, con el objetivo de consensuar los aumentos tarifarios a aplicar para el sector.
El encuentro estuvo encabezado por el responsable de la cartera productiva, Leonardo Álvarez, con la presencia del presidente de SPSE, Lucio Tamburo y de Alejandra Gamboa, subsecretaria de Industria, participando además Guillermo Polke por la FESC y Jorge Fernández Bertín, Rosalía Cartelli y Paulo Lunzevich por Hoteleros y Gastronómicos.
En ese marco, se resolvió conformar una mesa de trabajo, con reuniones periódicas, en la que durante un plazo no superior a tres meses analizarán los consumos y facturación del sector, categorización y composición de este insumo en la matriz del comercio, partiendo de la base de que los aumentos anunciados recientemente no se aplicarán momentáneamente a la actividad comercial en Santa Cruz y que, paralelo a ello, se trabajará en la realización de un censo provincial para conocer en detalle la situación del sector en toda la provincia.
Según se informó a través de un comunicado, esta decisión política responde a la necesidad de readecuar tarifas eléctricas sin afectar la actividad productiva y comercial -importante generadora de puestos de trabajo-, a partir de las medidas impuestas por el Gobierno Nacional desde diciembre de 2015 en lo que respecta a la eliminación del recargo del 6 por mil en la facturación de energía nacional, cuyos fondos se destinaban a Santa Cruz, o la eliminación del Programa de Uso Racional de Energía Eléctrica, que establecía un sistema de bonificaciones para quienes ahorraran y cargos adicionales para quienes se excedieran en el consumo, entre otros.
 
-Sin aumento por ahora:
Finalizada la reunión, Jorge Fernández Bertín, presidente de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos, señaló que “estuvimos analizando cómo influía el tema energético en el sector comercial y la verdad es que nos hemos ido con una respuesta muy favorable, porque el presidente de Servicios Públicos lo tenía bastante analizado, había visto que la actividad comercial había disminuido considerablemente y no era conveniente recargar costos en la actividad comercial, incluyendo las tarifas”.
“En base a ello -agregó-, se resolvió que no iba a haber un aumento en el sector hotelero y gastronómico, por lo que estamos más que conformes, y se resolvió trabajar en conjunto, de acá a tres meses, con reuniones semanales y quincenales para hacer un análisis para el sector, acomodando y equilibrando las cargas de consumo, y en base a eso consensuar el aumento necesario”.
Por su parte, Guillermo Polke, presidente de la FESC, agradeció “al Gobierno Provincial, en la figura del ministro de la Producción, por el canal de diálogo permanente que tiene con los sectores productivos y comerciales, y en este caso puntual por el posible incremento de los servicios públicos, ya sea electricidad, agua o cloacas”, oportunidad en la que indicó “hemos podido dialogar sobre cómo está la realidad de nuestro sector, que viene teniendo una baja considerable en las ventas a partir de la baja del consumo”, agregando que “entendemos perfectamente que atento a las políticas nacionales de aumento de los servicios básicos, el Estado Provincial no puede seguir absorbiendo estos incrementos, por lo que con esta reunión buscábamos que estos no repercutieran gravemente y perjudicaran aún más la actividad comercial”.
Finalmente, señaló que “fue grata la sorpresa de conocer que se suspenderá el aumento y se conformarán las mesas de trabajo para analizar pormenorizadamente sector por sector, tratando de lograr incrementos justos que nuestros negocios puedan afrontar, ya que consideramos que de nada sirve que nos lleguen boletas de luz con aumentos que no vamos a poder pagar si luego tenemos que cerrar las puertas”, concluyó.
 
-Sólo casas de familia:
Con esta suspensión, el incremento en las tarifas de la energía eléctrica sólo se ve reflejado en las boletas que ya están llegando a los distintos hogares de Santa Cruz con subas que van del 40 al 300%, de acuerdo al nivel de consumo.
Pese a que el presidente de SPSE aseguró que los hogares cuyo consumo no superara los 200 kw no tendrían cambios, la realidad es que esto no pasó. En el segundo tramo que va de 100 a 200 kw, una boleta final (sumados los tres servicios) pasó de 140 a 195 pesos, con una suba de casi el 40%.
En tanto que el propio Tamburo, en declaraciones públicas, admitió que el tope de incremento para los altos consumidores residenciales llegará al 300%.