Se intensifica el conflicto en la industria y se suman más reclamos petroleros

El escenario de conflictividad se intensifica cada vez más y ayer fueron TERMAP y Lufkin las empresas afectadas por las medidas de fuerza de los trabajadores, cuyo reclamo es “el que viene ocurriendo en toda la industria”, dijo Vidal en cuanto a la desinversión de las operadoras, despidos y baja de salarios.

El sec. general Claudio Vidal confirmó que los trabajadores de Lufkin continúan con medidas de fuerza por pedido de los propios trabajadores en reclamo de un fondo compensador no remunerativo, que corresponde a 41 viandas y que vienen percibiendo hace mucho tiempo, “es lo que viene pasando en todo la industria, que la empresa viene aplicando mal el último aumento paritario, mantiene una deuda de cerca de doce mil pesos y se niega a dar respuesta ante los trabajadores”, dijo.

En este sentido, señaló que “ todo el reclamo en Las Heras, Pico Truncado y Cañadón Seco se ha llevado delante de manera legal, pero la empresa no ha demostrado interés para solucionar este problema”, a lo que agregó: “La paz social es una responsabilidad que tenemos ambas partes”.

Finalmente, Vidal concluyó que el delegado “Toja” Carabajal es el único que tiene bien su recibo de sueldo y por ser delegado no significa que tenga que tener un trato distinto a los demás compañeros, “los trabajadores están firmes”, depende de la empresa que esto se solucione, nosotros como sindicato apostamos siempre al diálogo, pero también pedimos que se respete al compañero”, concluyó.

Por otro lado, los trabajadores de la empresa PECOM Servicios Energía que prestan servicio en TERMAP Caleta Olivia iniciaron una retención de servicios reclamando cumplimiento a algunos artículos del Convenio Colectivo de Trabajo CCT 643/12 y los Artículos 21 y 22, de la Ley 2450.

La medida fue presentada en la Secretaría de Trabajo de la Provincia y cuenta con el aval del secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, Claudio Vidal. La nota fue confeccionada por el integrante de la Comisión Directiva, Nelson Alvarez, y otro referente sindical, Juan Razgido. Lo que el gremio también critica es que TERMAP obstaculiza el cumplimiento de estos artículos, interponiendo “nuevos requisitos”.