Según el Intendente Prades, los manifestantes amenazaron con ir por sus padres e hijos

Comunicado Oficial:

La escalada de violencia en estas últimas horas en Caleta Olivia ha alcanzado ribetes irracionales que pone a miles de vecinos que quieren vivir en una ciudad que intenta ponerse de pie como víctimas de un puñado de manifestantes que prefieren vivir en el caos impulsados por actores políticos que tampoco quieren vivir en paz.

A tan solo unos días de cumplir 115 años, Caleta Olivia hoy transita por una jornada en la que se analiza la posibilidad de custodiar con personal policial las viviendas de los funcionarios ante la amenaza de los manifestantes; el pedido de este grupo es ser incorporados a la planta contratada de una Comuna superpoblada y que debido a la crisis económica en la que la dejaron gestiones anteriores, aun no puede cumplir con sus obligaciones de pagar en tiempo y forma a  sus empleados.

Después de haber tomado las instalaciones de la Municipalidad “amenazando” al `personal, a sus propios compañeros, los manifestantes tomaron la determinación de trasladarse a la ruta nacional Nº 3 y proceder a su corte impidiendo el paso de manera rotunda a toda aquella persona con intenciones de transitar lo que generó entredichos y peleas.

En todo momento el Intendente Facundo Prades manifestó que el planteo de este minúsculo grupo, incentivado por aquellos que  tuvieron la posibilidad de hacer crecer a la ciudad y caso contrario la fundieron,  fue remitido al Gobierno Provincial teniendo en cuenta que son quienes se hacen cargo del pago  de las ayudas financieras. Esto en razón que primero plantearon la posibilidad de un incremento en  la ayuda financiera y después subieron sus pretensiones queriendo que se los incorpore a la Comuna.

Quiero  expresarle a los vecinos de Caleta Olivia, dijo Facundo Prades, que esta no es la forma de cambiar la realidad, que la violencia y las amenazas no suman para que podamos  salir adelante.