Un detenido por robo a mano armada en vivienda

Luego de realizar cuatro allanamientos, un joven quedó detenido a disposición de la Justicia. Está acusado de ser uno de los dos autores de un robo a una vivienda de la que se sustrajeron $5000 y unos 40 teléfonos celulares el pasado 30 de enero. La Policía busca a un cómplice.

Un joven quedó detenido ayer, acusado de ser uno de los autores de un robo a mano armada en una vivienda. Luego de cuatro allanamientos para encontrar a los responsables de un robo de $ 5.000 en efectivo y 40 teléfonos celulares en reparación, la Policía de Caleta Olivia detuvo al sujeto de apellido Casas. Según informaron fuentes policiales, quedó detenido en carácter de incomunicado y a disposición del Juzgado Penal Nº 1 de la localidad. 
Por el robo, la División de Investigaciones comenzó a averiguar el hecho y ayer la División Delitos Complejos, con colaboración del Grupo de Operaciones Policiales y las comisarías Primera, Segunda y Tercera, llevó a cabo un total de cuatro operativos. 
Los allanamientos se realizaron en la casa 7 del barrio 150 Viviendas, y en casas particulares ubicadas en calle Estrada al 2000, en la esquina de Lavalle y 13 de Diciembre y en Pasaje Cacique Limonao al 2000. 
Del primer domicilio la Policía secuestró un teléfono celular y en el de calle Estrada, vestimenta utilizada por uno de los ladrones. 
En el marco de estos operativos se localizó a uno de los dos hombres que estaban sindicados como autores de la agresión y el robo. Este fue demorado y trasladado a la Seccional Primera que interviene en la causa por jurisdicción. Luego de las seis horas de demora, el Juzgado de Instrucción dispuso que quedara detenido. En tanto que desde la fuerza se continúa la investigación para dar con el otro implicado. 
 
El pasado 30 de enero la Comisaría Primera registró el robo a una vivienda ubicada en la calle Vera Peñaloza al 1900. Allí ingresaron dos hombres alrededor de las 16 horas y luego de golpear en las cabezas a las dos personas que se encontraban en la propiedad, sustrajeron una suma de $ 5.000 en efectivo y 40 aparatos telefónicos en reparación. Luego se dieron a la fuga.
Fueron los heridos los que dieron aviso a la Policía. Esta realizó las diligencias de rigor y comenzó la investigación de la causa caratulada como “Robo calificado”. En tanto que en el Hospital Zonal fueron atendidos los heridos, a quienes se les certificaron lesiones de carácter leve.